El desván de la memoria.

          Hay veces que necesitamos que nos abran los ojos, se nos olvidan cosas, se nos pasan otras y muchas quedan guardadas en la buhardilla de la memoria, detrás de cajas de “Tengo que... o voy a…” hacer, lugares que visitar y gente con la que compartir la vida.

          El día a día va poniendo más cachivaches frente a eso que otrora pensamos hacer. En mi caso, varios artículos publicados a nivel nacional e internacional, dos investigaciones, tres ciclos de cine, cuatro conferencias, clases, comisiones académicas, administrativas y reuniones universitarias. Eso solo en el trabajo; en mi vida privada Noíta ha sido el mayor cambio.

          Y es ahora que debo que agradecer a una entidad, Fundación Japón (Madrid) y a una amiga, Laura Montero Plata. Su visita como conferencista a Latinoamérica y en especial a Panamá me abrió los ojos. Hizo que recordara que detrás de todo lo anterior estaba mi tesis de Doctorado, la que había pensado convertir en libro —A pesar de saber lo mucho que se lee en Panamá—. Pero, fui apilando cosas frente a ese proyecto.

Laura y Ainhoa032

          Ahora, después de releer su libro, los días que Maru, Noíta y yo compartimos con Laura y escuchar sus conferencias, he decidido retomar un proyecto basado en mi tesis de doctorado, ya que dejar todo el trabajo de investigación solo en papel, cuando se puede presentar de otra forma, y llegar a personas que no se leerían trescientas setenta y nueve páginas por más que les guste Kon, es pérdida.

          Estoy preparando una serie de conferencias sobre Satoshi Kon, sus cuatro películas, la serie de televisión y él como Mangaka y director. Es un trabajo arduo pero placentero, el encontrarme nuevamente con este excelente director de anime que nos dejó demasiado pronto ha sido maravilloso y me ha permitido ver cosas que años atrás pasé por alto por desconocimiento. 

          He comenzado con Millennium Actress (Terminada al momento de postear esto), el trabajo será, una vez finalizadas, conseguir un lugar para poder presentarlas al público, a esos fanáticos del anime que pululan en nuestro país, están ávidos de conocer más a fondo no solamente del producto sino de la cultura que hay detrás. Al mismo tiempo, he decidido comenzar a escribir sobre anime para La Estrella de Panamá, es una relación informal. Ellos no me han llamado, pero después de escribir sobre los 100 años de animación japonesa, le tomé la palabra a la directora de la sección de cultura y le he enviado otro artículo. Veremos qué pasa, si sale publicado pues me sentaré a escribir el siguiente y así sucesivamente. En caso contrario, simplemente seguiré con las investigaciones y lo publicaré en mi blog.

© Logan VII 2017